Punta Prieta

Nada más pasar los túneles de Güímar, destino sur, se toma la primera salida. Luego hay que ir hacia la izquierda y aparcar cerca de una playita de callados. Esta inmersión hay que hacerla con el mar en calma, ya que la entrada es bastante complicada. Nadaremos por superficie unos cinco minutos para caer encima de una cueva llena de roncadores y herreras que está a 35 m. de pofundidad. Yo creo que esta es una zona de limpieza, ya que hay multitud de ladys scarlatas a lo largo de todo el veril, y se observa a las fulas y morenas dejándose limpiar. Podemos ver muchas morenas negras, picopatos, muriones, cangrejos ermitaños, pargos, caballitos de mar, ceriantarios, gorgonias rojas, pejeperros, momas, y nudibranquios.

     
     
     
     

Volver a Tenerife